Monday, May 29, 2006

Poweriser

Como a casi toda mi generación, a mi me educó la Bola del Dragón. Allí se reflejaban mis sueños con tios que saltaban decenas de metros, volaban, y tenían un palo mágico que se alargaba cuando la situación lo requería (aqui he borrado un par de chistes con palos que se alargan). Claro, uno se frustra por no poder imitar a sus heroes, y en el subconsciente esa frustración se va acumulando.

Un dia ves un video de este tipo:




Y te planteas, por que me puse a hacer teleco en vez de dedicarme a eso que mola mucho más? Tratas de autoconvencerte con mil razones, pero en realidad no lo consigues, así que solo para tranquilizar la conciencia acabas autoconvenciendote de que por más entrenamiento que siguieras tu nunca podrías saltar así debido al peso de... bueno, nada...

De repente, hace poco ví este video:



Y entonces, la frustración de la infancia vuelve a renacer, se te queda cara de Homer Simpson y dices: [Voz de Homer]Zancos mágicos que te convierten en saltarin[/Voz de Homer]. Primero tratas de olvidarlo, y crees que así es, hasta que un dia estas merendando y no sabes como tus dedos te llevan a eBay y buscas "Poweriser". Y ves que por termino medio la cosa sale por 300$. Y dices coño, por 300$ podría comprar [Voz de Homer deseperada]iPod[/Voz de Homer desesperada]. Solo para calmar el ansia consumista busque algun video más hasta encontrar este, donde queda claro que el hábito no hace al monje, que los zancos no son mágicos, y que para dar buenos botes hace falta entrenamiento, mucho entrenamiento (y desde luego más que el que tienen los tios de ese video).

Independientemente de mis achaques consumistas, parece un juguete divertido si te lo puedes permitir. Basicamente son unos zancos hecho con fibra de vidrio y una especie de muelle y aprovecha la deformación de la fibra y la fuerza del muelle para impulsarte con mucha más fuerza en el siguiente salto. Basicamente se trata de aprovechar la energia que todavia conservas del salto anterior en el salto siguiente en vez de que se pierda en el suelo. Dicen que con ellos puedes saltar cerca de 2m en vertical y correr a más de 35Km/h.

Los primeros los sacó una compañía alemana, y los llamó PowerSkips, pero poco despues los Koreanos sacaron unos por la mitad de precio (a alguien le suena esta historia?) llamandolos Poweriser, y esos fueron los que más se popularizaron. Hay autenticos entusiastas de este juguete que se reunen, comparten sus videos por la red etc..

Yo creo que la voy a poner en la lista de cosas a comprar algun dia, justo despues del Audi TT ;-P

5 comments:

Javier said...

Acabo de levantarme y nada más conectarme veo estos videos. Han sido como una bofetada y me han sacado del sopor completamente. Ojalá pudiera yo hacer eso también aunque digamos que mi forma física deja ya mucho que desear. Un excelente juguete si señor.

Meg said...

Pues será que soy más conservadora (de mi integridad física), pero no le veo la gracia al aparatito... Tú vas a conseguir mucho más como ingeniero que como extra de peli tipo kill bill.

Si quieres invertir tu dinero en algo provechoso, cómprate esa cama que hay para practicar las mil posturas del sexo habidas y las mil que te puedas inventar. Eso sí que es un buen juguete, sí señor.

RaveN said...

Quitando que con ellas pareces la cabra del anticristo cuando andas, la verdad es que para llegar prontito a los sitios tiene buena pinta :P. Más que unos patines, que son difíciles en las ciudades de hoy...

Pablo said...

Meg,
lo de la cama creo que también lo voy a poner en la lista de cosas ;-P

El juguete o los saltarines son más formas de ponerle riesgo a la vida, que sino se hace muy aburrida.

Un abrazo!

Anonymous said...

ami me gustan muxo pero los unicos que en internet veo son los verdaderos y ami mis padres eso no me lo compran por que es muy caro si me ayudais a buscar unos baratos??