Tuesday, May 22, 2007

National Air and Space Museum (parte 2)

Hace unos días hable del edificio que tiene el National Air and Space Museum en el National Mall de Washington DC. Hoy hablaremos del segundo 'edificio' que tiene este museo. Se encuentra hacia las afueras de Washington DC, cerca del aeropuerto de Dulles. Para ir con transporte público hacen falta un metro, dos autobuses y unas dos horas por trayecto, sin embargo, este edificio guarda todas las joyas de la corona, y es una visita imprescindible para los que estamos interesados en todo lo aeroespacial.

El edificio en sí esta compuesto por una gran nave, que solía ser un hangar del aeropuerto, y varias naves más pequeñas adyacentes.

P3280175


En el hangar tienen naves de todas las épocas desde los primeros aviones, pasando por los usados en las guerras mundiales y los primeros comerciales, hasta los prototipos más avanzados y naves espaciales.

Lo principal de este edificio es que la mayoría de los aviones son originales restaurados, es decir, que no son maquetas o copias, sino aviones que en su día volaron. Todos los aviones que pongo a continuación caen en esa categoría. Como veréis la colección no tiene desperdicio.

Empecemos por una pieza clásica, pero probablemente el avión que más ha influenciado el mundo actual. El bombardero B-29 que veis a continuación no es uno cualquiera, es el Enola Gay, el avión que lanzó la primera bomba atómica, "Little Boy", sobre Hiroshima el 6 de Agosto de 1945. Este avión fue restaurado para la exposición, salvo la pintura del nombre que aparece en la foto, que sigue siendo la original de 1945.

P3280042


IMG_0198


El siguiente avión fue uno de los primeros aviones de pasajeros comerciales en usar turbinas. El Boeing 707, fue el primero de la serie 7x7 que aun continua en la actualidad. El que había expuesto es la versión restaurada del primer prototipo que se fabricó en los años 50.

A pesar de su enorme tamaño, los motores del 707 tenían muy poca capacidad de empuje comparado con los actuales, y de hecho, el avión necesitaba más de 3 kilómetros de pista para poder despegar. Un solo motor del 777 actual produce el mismo empuje que 8 motores del 707.

P3280040


A muchos les sorprenderá saber que, con todas las pegas y problemas que causaron los americanos al Concorde francés, también este formaba parte de la exposición por cortesía de Air France.

Este avión marcó un hito en la historia de la aviación y parece increíble que aun hoy, 30 años después de que el Concorde entrara en servicio, no haya otros aviones comerciales supersónicos.

Otra curiosidad es que la velocidad máxima del avión no venía limitada tanto por los motores sino por la temperatura que alcanzaba el aluminio por rozamiento con el aire, lo que limitaba la velocidad máxima del avión a Mach 2. Cuando aterrizaba, la superficie del avión estaba a 127ºC.

P3280156


P3280160


El siguiente avión tenía un valor sentimental especial para mí. Este era mi avión favorito de mi colección de cromos de aviones de guerra que tenía en EGB. Se trata del SR-71 Blackbird. Un avión espía capaz de alcanzar Mach 3.3.

Comenzó a volar en 1964 (¡Mach 3 en 1964!), y fue retirado en 1998. Este avión se usaba sobretodo para entrar en espacio aéreo soviético, tomar fotografías y salir sin ser derribado. De hecho, el Blackbird volaba tan rápido, y tan alto (hasta 16 millas) que en caso de que detectara el lanzamiento de un misil desde tierra, para evitarlo no tenía más que acelerar.

P3280190


P3280068


Mucho más moderno era el primer prototipo de F-35 que tenían en exposición. El F-35 es un caza desarrollado conjuntamente por EEUU y Reino Unido. Los primeros prototipos se construyeron en el 2000, y la primera versión final voló el año pasado. En el prototipo expuesto habían quitado el motor, que en este prototipo le permitía el despegue vertical.

P3280136


Finalmente, una de las principales razones por las que fui al hangar de Dulles es que allí tenían la Shuttle Enterprise. La primera Shuttle construida por la NASA.

Fue construida en 1976, y tanto los motores como el escudo térmico son falsos, de manera que no puede ir al espacio. La Shuttle Enterprise fue utilizada para hacer tests de vibración, probar el transporte con el 747, hacer pruebas de aterrizaje, pruebas aerodinámicas, y todas las pruebas para mejorar el diseño de los otros Shuttle sin arriesgarlos. Paso a formar parte del museo en 1985.

Sinceramente a mi lo primero que me impresionó fue lo enorme que es el Shuttle. La forma de avión hace que uno tienda a imaginárselo del mismo tamaño que un caza, y en cambio es mucho más grande.

Sabiendo que el programa Shuttle esta condenado, puedo decir sin temor a equivocarme que esto es lo más cerca que estaré jamás de pilotar un Shuttle ;-).

IMG_0171


P3280177

11 comments:

Meg said...

Si es que no hay más que ver la cara de felicidad que tienes en las fotos para darse cuenta de cómo disfrutas con estas cosas. Para mí serían simples aviones.

Ahora, que yo me metí en el Louvre y casi lloré cuando vi la Victoria de Samotracia y la exposición griega o cuando pasaba ante los frescos de Boticelli. Y en el Museo d'Orsay me emocioné muchísimo a ver los cuadros de los puntillistas franceses, Van Gogh y Toulouse-Lautrec.

david said...

olle ni tienes un fallo? esta ultima... construida en el 76 y en el museo desde el 75?

se ven unos aviones del copon aparte de los que mencionas

Pau said...

el Blackbird es el avión que sale en la peli de Daryl, no? Qué suerte poder visitar este museo!

Pablo said...

Meg,

Sí, el Louvre es una pasada. Yo he estado allí algunas veces y me ha gustado mucho. Aunque admito que este fue con mucho el museo en el que más disfruté ;-)

David,
Sí, gracias, era 1985.

ollo, dígame said...

ahí estás David: qué gran alluda!

Sekaiza said...

Un post muy interesante, además tu blog está bastante más ordenado que el mio, jeje, pero me ha gustado mucho las líneas generales, intentare leerlo asiduamente.

Un saludo y a seguir asi.

PD: los post de ciencia-tecnología son la ostia, muy interesantes.

Pedro said...

Buenas Pablo,

primero felicitarte por este Blog!! que sigo asiduamente desde Fuerteventura (Islas Canarias).

Segundo, comentarte que la fecha que indicas de "Hiroshima el 6 de Junio de 1945" debería ser 06Ago1945.

Por lo demás animarte para que sigas con este estupendo blog.

Un abrazo,

Pdro.

Carrús Square said...

Que fervor...
Sabia de la sede del museo en el Mall, pero este hangar no lo conocia. Sin duda lo visitaré cuando vaya a Washington, aunque tenga que coger un metro y dos autobuses XD

Alberto said...

puf, me encantaría visitar este museo. Otra razón más para cruzar el charco :)

Guillaume said...

Muy bonito este museo, ya me gustaría poder ir un día. Tambien quiero ir un día en Sinsheim (Alemania) donde están expuestos juntos el Concorde (el último que voló!) y el TU-144, los dos únicos aviones supersónicos y comerciales.

En cuanto a lo que dices del concorde no era Francés, era Francés y británico! Muchas veces pasamos por alto este detalle por el nombre. Hablando de este avión, es de agradecer lo que hizó Air France con este avión, al no destruirlos. Para los que quieran ver uno, en Paris hay por lo menos 3 (uno en CDG), otro en la entrada de la sede de airfance y otro en el museo del Bourget (aunque este sea un prototipo que sirvió al desarollo). Este es el Concorde más cerca que haya desde aquí en España.

Desconocía que el black Bird estuviera expuesto.

Guiomar said...

¡Hola David!
Buscando información sobre hangares para un proyecto he caído en tu blog.
He visto que estás en Silicon Valley y me pregunto qué van a hacer finalmente con el Hangar One. Yo he dejado una petición por si sirviera de algo.
Bueno un saludo desde España.
Cristina.