Thursday, June 21, 2007

Periodismo de opinión

Los periódicos tienen toda una sección en sus páginas interiores donde exponen abiertamente la línea editorial del periódico respecto a cierto tema. Hay bastante gente que no lee dicha sección, algunos por desinterés, y otros porque creen que así se están librando de una opinión externa. Sin embargo, leer esta sección es fundamental para poder realizar una lectura crítica de las noticias para aquellos que solo tienen una fuente de información. El editorial se manifiesta en el resto del periódico según que noticias llegan a portada, y como están redactadas. El hecho de que los periódicos expresan abiertamente su opinión es algo ampliamente aceptado en la sociedad, que lo vé como algo intrínseco al medio.

En la radio, el periodismo de opinión es mucho más marcado. A lo largo de las mañanas, Carles Francino en Hoy por hoy en la Ser, y Jimenez Losantos en La mañana de la Cope, dan sus opiniones sobre las noticias mientras informan al público, y a veces tratan de incorporar opiniones externas a través de invitados. Este estilo de periodismo de opinión también se asume como algo normal.

La televisión en cambio, es muy diferente en España. Durante la dictadura, Televisión Española fue un instrumento de propaganda de Franco, y cuando la democracia llegó a España, la prioridad consistió en que dejara de serlo, y por ello se le exigía neutralidad absoluta. Lo curioso, es que el tema de exigir neutralidad absoluta en televisión, se mantuvo cuando llegaron las televisiones privadas. Por supuesto, la neutralidad no existía ni en la pública ni en la privada, pero todas trataban de aparentar, porque eso es lo que se esperaba de la televisión.

Yo crecí en aquella cultura donde estaba muy mal visto que los periodistas dieran opiniones en los telediarios, y por ello la inmersión en la televisión americana fue un shock.

Los periodistas exponen su propia opinión en todas y cada una de las noticias, y a veces traen a algún invitado para poner la opinión del otro lado, y seguidamente contraponerla a sus propios argumentos. El otro estilo también muy típico es concluir o iniciar el programa con un monologo completo que analiza desde el punto de vista del periodista cierto tema de actualidad. Para que os hagáis una idea de lo claramente que se exponen las opiniones, durante el 2004, en uno de los telediarios de la Fox, el periodista acababa cada programa diciendo "y faltan XXX días para que Bush sea reelegido". Como ejemplo de estos estilos:

Aquí tenemos una noticia con entrevista de Bill O'Reilly, que viene a ser como el Jimenez Losantos americano (o eso le gustaría a Jimenez Losantos):



Y aquí una conclusión de Keith Olbermann, uno de mis periodistas favoritos, y declaradamente anti-Bush y en contra de la guerra de Iraq:


Con el tiempo me he ido acostumbrando a este tipo de periodismo, y ahora mismo lo prefiero frente a la falsa mascara de neutralidad que intentan tener las televisiones españolas. Cuando aquí ves la televisión, tienes claro cual es la noticia, y cual es el modo de pensar del periodista.
En España, aquellos minimamente inteligentes se pasan el tiempo tratando de ver por donde te la quiere colar el periodista, y analizando en términos de accionistas cuales son los intereses de la televisión y porqué hace lo que hace. Otros, creen en cambio que la televisión es neutral, y se creen las noticias que oyen como verdades absolutas, esto último es peor si cabe que lo anterior.

Lo único que se necesita para hacer periodismo de opinión de calidad, sin que, en mi opinión, este pueda ser criticado, es seguir estas tres sencillas normas:
1) Interés público de la noticia.
2) Veracidad de la misma.
3) Ausencia de expresiones injuriosas.

Estas tres sencillas normas, son las que estableció una sentencia en EEUU sobre la legitimidad de la libre información, y me parece que resumen bien cual debería ser el código de comportamiento de los periodistas.

La cultura de neutralidad en las noticias en España, también se trasladó a las entrevistas. Es por ello, que una entrevista agresiva no es considerada neutral, y por tanto no es bien recibida. La consecuencia es que la mayoría de entrevistas en España son aburridas, y la información que proporcionan tiende a cero. Como contra posición quiero que veáis algunas entrevistas interesantes que se hacen en el extranjero, donde el entrevistador trata de poner en apuros al entrevistado. Este tipo de entrevistas proporcionan, en mi opinión, una información mucho más rica, al ver argumentos y contra-argumentos enfrentados directamente.

Este es un extracto de una entrevista a Bill Clinton, donde le hacen una de las preguntas más duras que he oído en mi vida, ¿por qué no hizo usted más para acabar con Bin Laden cuando era presidente?



Esta es un extracto de una entrevista que le hicieron a Aznar en Reino Unido:



Y esta es una entrevista hecha en Skynews a un defensor del Líbano:



¿Cuantas entrevistas se ven así en España? Sobretodo, ¿Cuántas a políticos? ¿No es mucho más informativo ver en directo argumentos contrapuestos para formarse una opinión?

El periodismo de opinión, esta llegando ahora a la televisión española. Lo hace como no podía ser de otra manera en España, de la mano de dos locutores de radio, que están trasladando el estilo radiofónico, al medio audiovisual, acercándose un poco más al estilo de hacer noticias de los EEUU.

Gabilondo ha optado por el estilo Keith Olbermann pero resumido, y comienza los telediarios dando su opinión en 30 segundos sobre una noticia de actualidad:



Losantos ha llevado su estilo radiofónico a su nuevo canal de televisión que retransmitirá por TDT:



En ambos casos, no tratan de dar apariencia de neutralidad respecto a un tema concreto, sino que claramente exponen su opinión. No tratan de ocultar sus intereses mientras intentan colársela al público como se ve en algunos telediarios "neutrales".

La diferencia entre ambos, más allá de las ideológicas, es que Gabilondo, de momento, ha respetado las tres reglas que decíamos antes, y Losantos ya ha sido condenado por injurías contra ERC, por retransmitir una noticia falsa, y todavía tiene pendiente la denuncia de Ibarra, la de competencia desleal de ABC, la de Gallardón, etc. Y sin haber condena, a mí este extracto fue de su programa radiofónico fue de los que más me molestó de Losantos:



Lo comentaba con los americanos, y me decían que aquí ninguna cadena pondría en antena a alguien que hubiera sido condenado por retransmitir una noticia falsa, ya que se dañaría la imagen de la empresa, claro, que aquí no ha ocurrido que ese periodista fuera el único que salva las audiencias de la cadena.

A pesar de que el ejemplo de Losantos pueda llevar a pensar que el periodismo de opinión es mucho peor de cara a informar a la población por televisión, hay que darse cuenta de que el problema no es el estilo de periodismo, sino el hecho de que Losantos no respete las tres sencillas reglas que decíamos antes. Respetándolas, el periodismo de opinión forma mejor a la población, que deja de tomar lo que oye en la tele como verdades absolutas, y posiblemente se exponga a más argumentos que los que escucha ahora. En vez de estar intentando ver como te la intentan colar, puedes escuchar las opiniones de unos y otros sobre cierto hecho, y formarte tu propia opinión.

Actualización: Pinar ha meneado esta historia, vótala aquí.

7 comments:

Ricardo Nieto Bernat said...

La busqueda de la objetividad siempre debe ser un eje motiv del periodismo.
Lo mas complicado en la actualidad es enfocar bien las noticias, para lo que hace falta una gran preparacion.

La tendencia a dar opinon mucho más marcada es en parte una solucion de Marketing Empresarial y tener un grupo de fieles es mas seguro que no tenerlo.

anónimo Sánchez said...

Que currada! Eres un workaholic!. Lo leeré esta tarde pero no quiero dejar de saludar a las decenas de trolls que van a postear en breve...

Rikel said...

Si es que en cuanto se sale de España uno empieza a darse cuenta de las diferencias respecto a otros países y empieza a dolerte España, como decía Unamuno.

Yo personalemente, muchas veces me canso de intentar ver "de que pie cojean" los periodistas y directamente paso, pero no por eso veo en las noticias verdades absolutas como tú dices, sino más bien las considero a todas como "incompletas" o "inciertas al 100%". Aunque quizás esto es peor, jeje.

Resumiendo:
Estoy contigo, opiniones claras, respeto y veracidad, entrevistas duras y un poquito de por favor.

KikoLlan said...

Excepto en tve1, donde evidentemente debe primar la imparcialidad, el resto de cadenas pueden hacer lo que quieran. Yo creo que les mueve el interés de fingirse netruales... pero no se.

Un matiz que creo que viene al caso: muchos defensores de la información opinada afirman que la información imparcial no existe. Por mi parte, no estoy de acuerdo con eso.

pinar said...

http://meneame.net/story/periodismo-de-opinion

Yo soy de los que cree que la información imparcial no existe y por lo tanto lo más imparcial es decir de que pie cojeas antes de dar la noticia.

Aunque de manera involuntaria hay miles de matices a la hora de contar una noticia y si esa noticia tiene que generar una opinión en el público (como valorar a los políticos) esos matices pueden influir.

A mi me encanta la introducción que hace Gabilondo, quizás no estés de acuerdo en lo que dice, pero no insulta ni dice mentiras. Si alguien de derechas hiciera algo parecido también le escucharía.

Melkor said...

El gran problema de los que manifiestan su opinión, especialmente en la radio pero, como bien dices, cada vez más también en la tele, es que llegan a un punto que no defienden a un partido o a quien sea porque crean que tiene razón, sino que eligen un bando y lo defienden ciegamente, aunque en el fondo ellos mismos esten en desacuerdo. Por eso esas opiniones pueden empobrecer un informativo, pues no buscan que la gente se haga preguntas y se forme su propia opinión, sino que simplemente quieren demostrar a toda costa la máxima de "yo tengo razón, los demás están equivocados, y si tu no estás conmigo, también estás equivocado".

Esto es totalmente obvio en el caso de ¿periodistas? como Jiménez Losantos, pero también al señor Gabilondo o al señor Francino se les ve en ocasiones demasiado el plumero

david said...

segun iva leiendo iva pesando en losantos y en gabilondo... me gusta el de gabilondo pero me cuesta poner cuatro. losantos? ni idea de lo que dice a menos que otros programas le hagan referencia, como el dia que el en el intermedio soltaron aquello que decia losantos: porque en esa cadena que es la secta, digo la sexta en la que el hijo de miliqui... y tal y cual

te diria que me parecen esos informativos extranjeros pero... en el trabajo bastanto me escaqueo leiendote, la curiosidad... luego los veo