Monday, July 09, 2007

Chicago

P5050072
Chicago es otra de las ciudades que he visitado este año. Esta ciudad, en la orilla de los grandes lagos, es la tercera ciudad con más habitantes de EEUU, y la tercera área metropolitana más grande.

Chicago es la cuna de la arquitectura de los rascacielos americanos. Sin embargo, para entender como llegó a serlo hay que saber un poco de su historia.

Se fundó en 1833, y desde el principio su situación geográfica al lado del lago causó varios problemas que perfilaron las prioridades municipales, y con ello cuales fueron los sectores que ganaron fuerza en la ciudad. Primero, la ciudad era muy fangosa, lo que causaba graves problemas de transporte. Esto era un problema especialmente importante para una ciudad que estaba en un lugar ideal para ser un lugar de parada en el camino hacia el oeste. Por este motivo la ciudad puso énfasis en mejorar el transporte.

El otro problema era el peligro de inundaciones, para solucionarlo las autoridades decidieron elevar la ciudad un metro y medio, y con esto quiero decir elevar construcciones ya finalizadas. El hecho de que los edificios eran de madera facilitó esta labor, pero resulta impresionante que en 1856 se elevara un hotel de 5 pisos que pesaba 22.000 toneladas.

La construcción en madera es algo muy típico americano. La mayor parte de edificios de Stanford, incluida toda la residencia donde vivo, y de Palo Alto son de madera. No se cuales son los motivos exactos, pero supongo que debe ser porque es rápido y porque al abundar la madera debe de ser barato.

Chicago vivió un enorme crecimiento a partir de 1840 pasando de 4.000 a 90.000 habitantes en 20 años. La mayor parte de esos edificios eran de madera como era la costumbre.

En 1871 ocurrió el evento que determinaría toda la historia de Chicago. Se dice que una vaca (la ganadería era uno de los sectores importantes de la ciudad) dio una patada a una lámpara de petróleo, y comenzó un incendio que se extendió rápidamente por las casas de madera. Se quemó un tercio de la ciudad dejando a 300.0000 habitantes sin casa.

Los esfuerzos de reconstrucción atrajeron a decenas de arquitectos deseosos de experimentar nuevas técnicas de construcción. Además, tras la experiencia, se dejó de construir en madera, pero el suelo al lado del lago era demasiado débil para soportar grandes edificios de ladrillo, por eso por primera vez se empezó a construir con armazón de acero como se hace en los rascacielos actuales.
P5050079
Esto tuvo como consecuencia crear una industria del acero que sería muy rentable para la ciudad. Además la llegada de gente y materiales a la ciudad mejoraron mucho las comunicaciones de la ciudad convirtiéndola en un centro de tránsito en EEUU.

La presencia de una comunidad arquitectónica tan activa fue lo que convirtió a Chicago en una ciudad líder en este campo y que marcó tendencias en la arquitectura de los rascacielos del resto de EEUU. Aun hoy la arquitectura juega un papel clave en la ciudad, pero de eso hablaré en los próximos posts...

1 comments:

Pitote said...

Desde hace años que me atrae especialmente Chicago, y cuando vaya por esos lares será una de mis visitas obligadas... seguro que de eso tiene una parte de culpa Michael Jordan ;)