Friday, September 14, 2007

Cuestión de identidad

En el Silicon Valley somos un 40% de extranjeros llegados de prácticamente todos los lugares del mundo, aunque sin duda predominan Mexicanos, Indios y el resto de asiáticos (los chinos que solemos decir los españoles, pero aquí esa expresión ya me ha costado más de un disgusto). La mezcla cultural es, por tanto, formidable, y ese es uno de los factores que hace que me encante este lugar.

Hoy voy a hablar de la identidad nacional de las personas. Ese sentimiento de arraigo cultural hacia lo que cada uno considera su nación.

Un concepto bastante simple pero que a muchísima gente parece costarle mucho de entender es que cuando alguien emigra para trabajar en otro país, lo único que quiere es trabajar en otro país. No quiere parecerse más a la gente de ese país, ni quiere perder ni un ápice de su identidad nacional, tan solo trabajar en ese país. Yo no vine aquí para hacerme más americano, y la gente que va a España no van para hacerse más españoles. Estoy en EEUU, respeto sus leyes y pago sus impuestos punto.

Este sentimiento es compartido por la mayoría de extranjeros, lo que hace que en lugares como el valle, llenos de extranjeros, puedas interaccionar con todas las culturas del mundo.

Por mi experiencia tanto en Europa como en EEUU, los españoles somos auténticos maestros en el arte de conservar nuestros orígenes allá donde vamos. Lo primero de todo nos detectamos rápidamente (yo creo que por el volumen de nuestra voz ;-)). Cada vez que un español llega a un lugar lo primero es buscar otros españoles por la zona. Luego, tendemos a formar grupos de españoles y relacionarnos mayoritariamente con ellos, y así, el espíritu español se conserva ;-)

No solo somos expertos en adaptarnos poco al país de acogida, sino que además adaptarse esta mal visto por aquellos que no han abandonado España. Cuantas veces habré tenido que soportar bromas del estilo de "te estas afrancesando" o "te estas americanizando". Esta percepción de ver mal que el español se adapte al país de acogida no es exclusiva de España, también ocurre en otros países como India.

No deja de ser irónico por tanto oír a mucha gente exigir una mayor adaptación de los extranjeros a las costumbres españolas cuando precisamente los españoles somos grandes expertos en hacer lo contrario.

Para los extranjeros aquí, es importante que nadie cuestione su identidad nacional. Si alguien señala cualquier signo de perdida de la misma en favor de costumbres americanas, de inmediato se niega todo. De hecho, cuando quiero meterme en broma con amigos indios que llevan muchos años aquí, les digo que se están volviendo cocos, marrones por fuera pero blancos por dentro (bananas para los asiáticos). Y por supuesto niegan que estén perdiendo nada de su propia identidad.

Como yo soy más blanco que la leche, y desde el punto de vista de indios, asiáticos y la gente de oriente medio Europa y EEUU no son tan diferentes, no me hacen ese tipo de bromas, sino que para meterse conmigo en ese tema me dicen que soy mexicano o bromas por el estilo. (Y conste que no tengo nada contra los mexicanos, pero soy español, no mexicano :-))

La parte de no diferencias EEUU de Europa es verdad solo a medias. Por ejemplo, cuando indios o asiáticos hablan de los "whites", no suelen incluirme en ese grupo (lo que resulta bastante confuso cuando se meten con los "whites" delante mía), sino que se refieren a los WASP: White Anglo-Saxon Protestant, es decir, al americano clásico (muy clásico, porque hace ya muchos años que Asia comenzó a emigrar a América). Alguna vez me comentaban los indios que les resulta confuso ver a un occidental con puntos de vista tan contrapuestos a los de los WASP.

Como comentaba, precisamente la posibilidad de que se ponga en duda tu identidad nacional por el hecho de vivir lejos de tu país, es lo que exacerba el deseo de conservarla. Este deseo no solo se traduce en tus propias formas de actuar, sino que, típicamente, el emigrante pretende transmitir su cultura e identidad a los hijos que tiene en el extranjero. Al mismo tiempo, suele ser el caso que desea que su hijo forme parte de ese país, y por tanto los conflictos culturales aparecen repetidas veces.

Este tipo de conflictos son especialmente frecuentes en los indios, ya que para la familia en India los nuevos hijos deberían de ser educados en las tradiciones indias, y por tanto suelen juzgar a los hijos de los emigrantes cuando vuelven de visita en función de si su comportamiento es acorde a sus propias costumbres. De este modo surgen los ABCD: American-Born Confused Desi (Desi hace referencia a los indios). Nacidos en EEUU, educados en parte en las costumbres indias, y con ciertos problemas para determinar cual es su propia identidad nacional.

Como veis, el concepto de identidad nacional es muy importante para aquellos que viven fuera, y es un tema recurrente en las conversaciones entre gentes de diferentes lugares. Me niego a hacer una lista detallada de que es lo que compone la identidad nacional de una persona, para mí es más bien, un sentimiento de pertenencia a un pueblo, y como animales sociales que somos, todos queremos conservarlo.

13 comments:

david said...

Me ha gustado mucho esta actualizacion y me gustaria decir algo mas en algunos puntos en concreto:

- como se sabe que un bar esta lleno de españoles? porque es el unico bar de la zona que se olle jolgorio y risas pareciendo que solo hay gente en ese bar y no musica (tambien se reconoce por ser el bar con mas gente de todos, todos van a la fiesta...)

- El de aqui si va al extranjero a un sitio que hablen portuges o italiano puede que intente usar el idioma local, pero si se puede mover hablando castellano hasta lo que yo se hablara castellano y que el camarero de turno o lo que sea se esfuerze en entenderle (esto ultimo me lo han confirmado italianos y portugeses, vamos alli y si no me entiendes me voy al siguiente que seguro que me entiende, pero a españa vente hablando buen castellano)

aunque alguno no estara de acuerdo... todo depende de las experiencias personales

oria said...

Sobre el último punto de david, hace poco mi compañera de piso y unos amigos (uno de ellos no hablaba español) fueron a Lisboa y me comentaron que les entendían mejor cuando se intentaban expresas en español que inglés.

En resumen Pablo, ¿cuantas veces al mes comes tortilla de patatas? Porque yo lo tengo claro, me voy de vacaciones a Islandia y además de los embutidos que les voy a llevar no se librarán de alguna tortilla. Total, les encata y puede que hasta la pidan.

Sprocket said...

Hola Pablo, tiempo ha.

Muy buena la entrada de hoy. Yo vivo en Londres desde hace 2 años (ahora estoy en el tercero) y soy y me considero español como el que más, pero también es verdad que estoy experimentando cambios en mi forma de ser por estar todo el tiempo embebido de la cultura anglosajona.

Es curioso que ahora mismo me siento más tolerante y más intolerante al mismo tiempo. El hecho de estar todo el tiempo rodeado de gente de TODAS partes del mundo me ha abierto los ojos y ahora comprendo muchos comportamientos y conductas que antes no entendía, pero también me ha vuelto mucho más intolerante de lo que era debido a ciertos privilegios que se les da a ciertas etnias aquí, el país de la corrección política.

Me refiero a la grandísima desigualdad que hay respecto a si eres musulmán o hindú o si no lo eres.

Esta gente disfruta de privilegios exclusivos para ellos y pagados de mis impuestos en sanidad, educación, trabajo, ayudas económicas, etc.

Sinceramente creo que esto es así porque esta gente sabe cómo protestar y reclamar derechos y no como el resto, que nos quejamos mucho, pero hacemos poco. Se nos va la fuerza por la boca.

Siento algo así como cuando en Francia hacen manifestaciones y protestas y SIRVEN de algo y no como lo que hacemos en España, que protestamos, nos manifestamos muchos millones más que los franceses y nos comemos un mojón y NADIE dice nada.

Pero se me está yendo la olla, que eso, que cuando vuelvo a España se me nota un poco cambiado, pero si me quedo por más de 1 semana, me "embrutezco" de nuevo y soy como antes.

Un abrazo desde Londres.

david said...

tiene razon oria... alli donde se va un español hace una tortilla de patata! queno se diga! ademas yo no se hacer paella, ni lo tengo en los genes por mucho que me guste que soy vasco

Anonymous said...

Otra prueba más de que Catalonia is not Spain

ray_iceman said...

Como comentario al respecto aqui en México se acaba de estrenar la película "El buen nombre" o The Namesake, de una familia que se mueve de Calcuta a New York y expone situaciones similares a las que platicas. Seguro que iré a verla la próxima semana pues es un tema que me resulta muy interesante. A mi me fascina conocer de otras culturas y creo que eso nos enriquece mucho como seres humanos. Retomo las palabras de Amos Oz de quien en una entrevista recientemente habla de las identidades y afirma que para el son como la ropa que se pone uno y que también se puede cambiar o siquiera imaginar como se vería uno con ella. El problema es cuando creemos que la identidad es la piel y que divide lo que está bien y lo que está mal.

Saludos.

Pepe Sepulveda Sanchis said...

Yo la verdad es que no coincido con vuestra opinión. Llevo ya más de ocho años fuera y al principio cuando volvía a España tenia perdida de identidad. Ahora la IDENTIDAD NACIONAL me parece más una manía que una virtud. Y sobre las fronteras me parecen más líneas de mangoneo colocadas para que algunos se beneficien a costa de otros que una verdadera ventaja. Sino que le pregunten a cualquiera que viva en USA si le cae bien inmigración. Asi que humildemente prefiero ser humano que ser de cualquier nacionalidad.

Pepe Sepulveda Sanchis said...

Por cierto para los que esteis fuera tiempo y penseis quedaros mas tiempo, recomiendo un libro que os gustara

se llama las Identidades asesinas. y es de Amin Maalouf

La chica de Potedaia said...

Creo que es un post muy acertado. Me ha gustado especialmente la parte de que los españoles queremos que los demás se adapten 100% cuando vienen pero, cuando somos nosotros los que llegamos a otra parte, solemos aferrarnos a nuestra identidad nacional y cultural. Me ha tocado verlo más de una vez.

Supongo que lo ideal sería no tener ningún tipo de presión y tratar de aprender cosas del sitio donde estás, y adoptar las costumbres que te gusten o necesites (ya sea de modo permanente o temporal) sin tener que dejar atrás las tuyas propias. Yo soy de padres uruguayos, soy española, y vivo en Cataluña con lo que ello conlleva (cualquiera que viva o haya vivido en los últimos años aquí, lo entenderá) he estado viviendo en México durante dos años y voy a volver. Así que personalmente excepto ciertas normas de conducta que están relacionadas con el respeto (porque según qué cosas son ofensivas en unos sitios y en otros no) voy a mi ritmo y sin presiones. No por ceder o cambiar algunas cosillas me siento menos española... y seguire comiendo jamón serrano a manos llenas cada vez que pueda ;)

Nessy said...

Pues aki en California, segun lo oriundos del lugar, tengo un acento prefecto (respecto al español ke hablo a todas horas) jeje

Jairo said...

Yo pienso que forma parte de nuestra naturaleza el adaptarnos a las circunstancias de nuestro entorno y por tanto a las costumbres de un lugar, te gusten más o menos.

Supongo que lo que se produce es una adaptación de esa nueva costumbre a la que ya teníamos, dando como resultado un nuevo comportamiento parecido al del lugar pero a nuestra manera.

Es cierto y lógico que buscamos para nuestros grupos de iguales a personas que sean o parezcan más afines a nosotros que otros que hablen otro idioma o tengan costumbres religiosas o propias de sus orígenes a las que no estamos tan aostumbrado.

Pablo, entiendo que te moleste cuando te dicen que estas americanizado, pero es normal, cuando nosotros estuvimos allí contigo, pues hay ciertas cosas que nos sorprenden o que no entendemos y cuando te vemos allí que tu las sabes y controlas "perfectamente" nos parece que te has americanizado, pero en realidad es ADAPTACIÓN.

Buen Post primo!

ionlitio said...

Un artículo estupendo Pablo, de esos que hacen pensar. Me encantan tus artículo posts sobre tu vida en USA.

Anonymous said...

hola soy chema de alcoy.España es el mejor pais del mundo y el unico que tiene la ñ para el solo. lo de hablar gritando en los aeropuertos funciona para no perderse. los españoles somos pueblerinos y no tenemos verguenza, somos bastante racistas, y nos creemos que lo sabemos todo. y estamos atrasados por que todavia mandan las generaciones anteriores a 1975, cuando estos se mueran ESPAÑA será mas tolerante y llegaremos a ser el numero 1 del mundo. si no hay otra guerra civil en estos proximos 4 años de gobierno zp.un saludo.y enorabuena por el blog.