Thursday, December 20, 2007

Hillary Clinton será presidenta, y poco cambiará

Cuanto más tiempo pasa y más encuestas salen, parece más claro que Hillary Clinton se convertirá el próximo Noviembre en la primera presidenta de EEUU de la historia. Por supuesto me parece que será bueno que un presidente demócrata tome el poder, sin embargo, creo que Hillary Clinton no introducirá los cambios sustanciales que necesita EEUU.

En política internacional, probablemente haya una retirada sustancial de tropas americanas de Irak antes de que acabe el año, pero seamos claros, Hillary Clinton apoyó la invasión de Irak, luego lo único que demuestra la retirada es su capacidad de análisis y de aceptar errores ante las nuevas situaciones (frente al inmovilismo del gobierno de Bush), pero no cambia lo fundamental que fue el apoyo a un ataque preventivo, un cambio sustancial en la política internacional americana y que el próximo presidente debería eliminar.

En políticas de derechos civiles y humanos, es realmente complicado hacerlo peor que el gobierno actual, y por ello tengo la esperanza de que cese la aplicación de la Patriot Act, sin embargo, durante la campaña en ningún momento Hillary ha hablado de derogarla como tal, luego me queda la duda de hasta qué punto Hillary está dispuesta a renunciar a los poderes que esta ley otorga al gobierno.

Tampoco la política monetaria cambiará con Hillary, que al igual que los republicanos, ve en la caída del dólar la única forma de regular la balanza comercial estadounidense. Sí que veremos en cambio importantes cambios económicos en los presupuestos del gobierno federal que serán positivos: Hillary se ha comprometido a recuperar la progresividad de los impuestos, redirigir fondos militares hacia gastos sociales, y equilibrar los presupuestos después de 8 años de déficits con Bush.

La política de inmigración no cambiará de manera significativa con Hillary. Durante la campaña se ha negado sistemáticamente a asumir ningún compromiso para normalizar la situación de los 30 millones de inmigrantes ilegales que hay en el país, tampoco se ha comprometido a facilitar la llegada de trabajadores extranjeros, ni siquiera a aumentar los H-1B para trabajadores altamente cualificados. No, en políticas de inmigración, seguiremos en las mismas con el nuevo gobierno.

En esta campaña, todos los candidatos demócratas se están comprometiendo a aumentar el sistema de salud de manera que sea universal, proporcionando cobertura a los 40 millones de americanos que ahora mismo no tienen seguro médico. Sin embargo, Hillary fue la encargada de dirigir una expansión similar durante el gobierno de Bill Clinton, y fracasó estrepitosamente. No solo eso, sino que es la candidata que más dinero ha recibido para su campaña de manos de compañías de seguros médicos y farmacéuticas. ¿De verdad se puede confiar en una candidata así para dirigir la mayor expansión del sistema de salud americano? ¿No es como votar a Sarkozy para lidiar con los problemas de la inmigración después de su fracaso en Paris cuando era ministro de interior?

Ver el debate demócrata hace cosa de un par de meses me resultó doloroso. Hillary hizo un pésimo trabajo durante el debate negándose continuamente a asumir ningún compromiso. Parece que tenía tan claro que siba a ganar las elecciones que no quería enfadar a nadie con ningún compromiso nuevo. Y al final, al menos a mí, eso fue lo que me molestó. Pero poco importa, al fin y al cabo, yo no puedo votar.

9 comments:

Bosco said...

Bueno, aquí ganará Rajoy, eso sí que me deprime...

JohnSpartan said...

Pablo, y que pasa con Ron Paul? en internet dicen que los medios de comunicación lo ignoran deliberadamente. es eso verdad?

Ed said...

Mejor no prometer nada que prometer absurdos propagandísticos y no cumplirlos como hacen por España.Porque luego hay gente que se los cree y todo.

Meg said...

Es que la elección de los americanos es complicada... O gris plata o gris perla, no hay grandes cambios sustanciales entre un partido u otro. Eso sí, una mujer presidenta.

Vidal C said...

En los últimos debates Obama me ha parecido más brillante.
Y me da la impresión de que ahora es Bill quien lo ataca mientras Hillary pasa un poco de él.
¿Entonces Obama no tiene posibilidades?

pdg said...

No está claro que Hillary vaya a ser la nominada, sobre todo estas últimas semanas, cuando Obama parece que la ha alcanzado en las encuestas. Incluso Bill, que había estado de tapado en la campaña, ha salido mucho en la TV y otros actos últimamente. Creo que le han visto las orejas al lobo. Obama, además, tiene el apoyo de gente muy popular, como Oprah Winfrey, a la que millones de amas de casa ven cada tarde en la tele.

Por otro lado, lo que comentas del fracaso de Hillary en su proyecto de modificación del sistema médico público de EEUU es un poco injusto. Fracasó, pero no por su incompetencia o maldad, sino porque durante la mayoría del mandato de Bill Clinton, bien el senado o el parlamento estaban controlados por la oposición. Y, al contrario que Bush II, Bill Clinton no tenía el gatillo del decreto tan suelto, así que si el parlamento no quería, no se imponía a menudo.

En resumen, creo que el candidato demócrata ganará, pero no estoy seguro de quién va a ser ese candidato.

pdg said...

Meg, no caigas en el error de pensar que republicanos y demócratas son iguales. Recuerdo una entrevista a Sabina en la que reconocía haber pensado eso, hasta que Bush II el Pésimo llegó al gobierno, y se llevó las manos a la cabeza. Para muestra, una perla o dos de cada pre-candidato republicano con aspiraciones o de su entorno:

Rudolph Giuliani: Públicamente apoyado por Pat Robertson, famoso por declaraciones del tipo "el huracán Katrina es la cólera de Dios contra Nueva Orleans por acoger a homosexuales".

Mitt Romney: Un mormón (religión que hasta los 70 no reconocía a los negros como "hijos del Señor"), y que recientemente dijo "no hay religión sin libertad, ni libertad sin religión".

Mike Hukkabee: Lo apoya Jim Gilchrist, el fundador del grupo Minuteman, que se dedica a patrullar armados la frontera con México, y a destruir depósitos con agua colocados por organizaciones humanitarias para que los inmigrantes no mueran deshidratados en el desierto.

Ron Paul: El único que está en contra de la guerra de Irak, pero en todo lo demás es mucho más radical que el resto, queriendo eliminar Hacienda, la mayoría de servicios públicos, etc., como buen libertariano que se declara.

Por lo menos el padre de Obama era públicamente ateo, así que imagino que el hijo será más tolerante que el actual presidente, que dijo "no creo que un ateo pueda ser un buen patriota americano". Si yo pudiera votar tendría claro que hay bastante diferencia entre unos y otros.

Anonymous said...

no viene a cuento,pero nos podrias explicar un dia normal por alli que horarios y cosas haces? gracias por el blog (para que luego digan de los telecos...)

Nacho said...

Lei tu post con atencion porque me entretienen las elecciones estadounidenses.
Podrias hacer un post ahora de Obama, que parece que ahora es favorito.
Quien secunda la emocion?