Wednesday, April 23, 2008

Carpool

Mirando la foto de cabecera de este blog, así como el tour por el Silicon Valley, os daréis cuenta que en el Silicon Valley no existe el concepto de núcleo urbano, se trata de un continuo de pequeños edificios y pequeñas casas que quedan en su mayoría por debajo de los árboles dando una imagen más de bosque que de ciudad.

El problema de este estilo suburbano es que las distancias se vuelven grandes mientras que las densidades de población son muy bajas como para hacer sistemas de transporte público efectivos, así que lo que acaba ocurriendo es que cada día 5 millones de personas van a trabajar en su coche y conducen al menos 15 o 20 kilómetros en cada sentido. Os podéis imaginar todos los problemas que causa meter varios millones de coches simultáneamente en las autopistas: consumo de petróleo, CO2, y atascos, muchos atascos a pesar de que 3 enormes autopistas de entre 4 y 5 carriles por sentido recorren el valle de arriba a abajo.

Por estos motivos, en el Silicon Valley está ampliamente extendido el uso de carriles de "carpool" en las autopistas. Estos son carriles en donde de 7 a 9 de la mañana y de 3 a 7 de la tarde solo puedes entrar si en el coche vais 2 o más personas, o bien si tienes un permiso especial que pueden conseguir algunos coche híbridos (estos permisos se sortean entre aquellas personas que lo solicitan y que tienen un híbrido).

Ride_with_hitler
El concepto de carpool comenzó a extenderse a principios del siglo pasado y consiguió mucha publicidad oficial durante la guerra para reducir el uso de petróleo. Más tarde, en los años 70 con la crisis del petróleo, se crearon los primeros sistemas oficiales para favorecer el carpool, y estos se extendieron sobretodo en algunas ciudades y zonas suburbanas.

El principal problema del carpool es que anula un carril durante las horas punta, lo cual quiere decir que se producen atascos en las autopistas. Así que lo que acaba ocurriendo es que tienes montones de coches ineficientes funcionando mucho más tiempo, con lo que la reducción de emisiones se vuelve cuestionable. Al final, el problema se reduce a que el carril de carpool no es una ventaja lo bastante atractiva como para que la gente cambie sus hábitos y empiece a ir en grupo al trabajo, así que no es eficaz para lo que fue diseñado. En cambio, muchas personas deciden comprar un híbrido solo por la posibilidad de poder usar el carril de carpool, así que en ese sentido sí es lo bastante atractivo como para promocionar nuevas tecnologías. Esto vuelve a confirmarme mi opinión de que la lucha contra el cambio climático debe ser principalmente tecnológica ya que es muy dificil cambiar los hábitos de la gente.

A pesar de que me queje por los atascos que ocasiona, el carril de carpool es muy útil para recordad constantemente a la gente la necesidad de reducir el consumo de petróleo, por eso creo que es bueno aunque sea como forma de concienciación.

10 comments:

oria said...

A que no hacen como en España que ponen una muñeca hinchable en el asiento del copiloto para así parezca que van dos personas.

vierito5 said...

No me acuerdo bien en que ciudad, si Londres o Roma, estaban probando un sistema de detección del número de pasajeros mediante la cantidad de sangre detectada en el vehículo. No encontré detalles técnicos pero no deja de ser curioso.

Más de un espabilado se llevará a su mascota al trabajo xD.

Pablo said...

Oria,
Estaba pensando que lo que tendria su gracia seria poner una munyeca hinchable de hitler en el asiento! ;-P

Un abrazo!

Jairo Galbis said...

Yo los he usado, sobre todo en L.A. y he de decir que la sensación es impresionante, te crees un dios cuando tu vas avanzando a gran velocidad mientras tienes a tu derecha 3 o 4 carriles repletos de coches casi parados.

Luego piensas que estas haciendo algo malo, como si fueses por el arcén o algo parecido, no te puedes creer que en esos atascos tu puedas ir rápido.

Luego es cierto que se ven bastantes coches híbridos en comparación con españa, que todavía no he visto ninguno circulando.

Yo prefiriría ir con un compañer@ a trabajar que tener que levantarme antes.

Un saludo.

Riviera said...

Lo más interesante es que mientras que en Silicon Valley los carpools incentivan la compra de híbridos, en Los Angeles parece que la gente apuesta por compartir el coche. Supongo que tendrá que ver con estilos de vida y capacidad económica.

rubn said...

Hola Pablo:

Oria se refiere al BUS-VAO de la A-6, en Madrid, verdad Oria?

En España no sé cuántos hay, pero uno que conocen bien los madrileños es el BUS-VAO para autobuses y vehículos de alta ocupación que se instaló en la carretera de la Coruña (la A-6) en el 96, creo.

La A-6 muere en la plaza del Cardenal Cisneros, donde están Agrónomos, Aeronáticos y Navales, para el que lo conozca.

Por lo que cuentas, un carpool es como un HVO (high-occupancy vehicle lanes). Un VAO en España. verdad?

Balbo said...

No sabía que los carriles estos existieran desde hace tanto tiempo, por qué no han comenzado a cambiar los planes urbanísticos para que la vida de las personas no dependa tanto de los coches? prefieren comerse atascos con tal de vivir en una casa enorme con jardín y un barrio tranquilo?

oria said...

Exacto Rubn, me refiero a los BUS-VAO. Pero yo he circulado por alguno en la A1 tras un fin de semana largo. Es lo que explica Pablo, un carril de la dirección contraria que en determinados momentos de gran afluencia de tráfico habilitan hasta la entrada de la ciudad. Lo que pasa que se suele poner la guardia civil al principio para dar paso y claro, ven sorprendidos que alguno lleva un copiloto con la boca abierta de manera sospechosa.

A mi un muñeco de Hitler acompañándome de viaje me daría grima por mucho que llevara la boca abierta.

ruben said...

:-D jejeje
Gracias Oria!

acabo de ver que eres "la causa" de "Erasmus en Islandia 2.0". Es estupendo y lo he ojeado alguna vez.

2 de mis mejores amigos trabajan en Siglingastofnun Íslands.

Como dice Pablo, el mundo es un pañuelo...

mucho ánimo!

Mònika said...

Felicidades por el blog, Pablo!

Soy profesora de publicidad en la UPF y ex-investigadora en Berkeley. Buscaba imágenes de anuncios de postguerra y llevo horas disfrutando de tus posts...me han encantado!!!!!

Un saludo desde Barcelona

Mònika