Sunday, April 20, 2008

Marioneta Rebelde

Los debates internos en los partidos siempre son divertidos vistos desde fuera, sobretodo porque uno nunca suele anticipar ni el resultado, ni si el partido saldrá reforzado o dañado. Seguro que los republicanos están disfrutando del debate demócrata tanto como yo estoy disfrutando con el debate del PP.

Mariano Rajoy, que no pasó de ser una marioneta de unas elecciones que los neoconservadores españoles ya descontaban como perdidas, un simple cabeza de turco para el resurgimiento de la nueva líder, abandonó su papel tras la derrota, y asumió el papel de Marioneta Rebelde. Ahora, asegura que ya no sigue los dictámenes de “medios de presión” ni de ninguna “radio o periódico” refiriéndose a el clan de los J (Pedro J. y Federico J.).

El clan de los J, anda muy enfadado y mueven a las masas desde sus medios de comunicación para alzarlos contra Rajoy. De hecho, se han convertido en sus más acérrimos críticos, mucho más que políticos o medios de izquierda. Piden a Aguirre que se presente y le prometen la mayor campaña de apoyo que ha visto España. El principal problema estriba en que los consejeros ya han sido elegidos, y parece que la mayoría apoyan a Rajoy, así que la labor no solo consiste en mover a las masas, sino en cambiar la opinión de los consejeros.

Resulta divertido ver la confusión entre los tradicionales del PP. Miembros de un partido donde siempre ha imperado el dedazo, poco acostumbrados al debate interno y mucho menos a la democracia interna, no saben muy bien a quien seguir ante esta imagen de monstruo bicefalico que da el partido ahora. Debería hacer caso a “mi querido Rajoy” al que le juré lealtad el pasado 9M, o debería seguir las doctrinas del “padre Losantos” que siempre me ha guiado.

Si alguien me hubiera dicho que la famosa renovación de la derecha que muchos pedíamos antes de las elecciones iba a venir de la mano de una candidatura moderada de Rajoy no hubiera pasado de chiste malo. Rajoy no ha sido nunca precisamente moderado, pero si acaso es el único con suficiente liderazgo como para romper con el clan de los J y demostrar que dos medios de comunicación no pueden hacer el programa de un partido bienvenido sea.

Al final de la partida, lo que yo preferiría sería la derecha que promulgaba el Sábado Rajoy como la de Merkel o Sarkozy, con la que puedo estar en desacuerdo en la mayoría de cosas, pero con la que creo que es posible un debate de altura. Esperanza Aguirre representa la sumisión de la derecha española a la iglesia, a las grandes empresas y al clan de los J. Es precisamente la derecha que guió las 2 últimas semanas de campaña electoral.

Si tuviera que aventurar el futuro, no creo que Esperanza Aguirre se presente, porque parece ser que no tiene apoyo entre los consejeros electos y dudo mucho que lo pueda conseguir o que quiera quemar sus cartuchos. Lo que creo que ocurrirá es que Rajoy acabará cediendo a la presión mediática. Un partido sin medios de comunicación está condenado al ostracismo. Rajoy probablemente piense que tras el congreso, cuando se consolide como líder, será él quien marque el paso al clan de los J, pero no se da cuenta de que ellos no dependen de él, y él sí que los necesita a ellos. Es lo malo de ceder demasiado poder a los medios afines, se acostumbran a marcar ellos el paso. En eso los dos partidos americanos pueden dar una lección a los partidos españoles. Así que lo que posiblemente ocurra, mal que me duela, es que Mariano Rajoy deje de ser la Marioneta Rebelde, y vuelva a su estado natural de Marioneta del clan J.

Addendum:
Ojo a la portada de Libertad Digital:

Rajoy se aleja de los principios liberales con un discurso que abre la guerra en el PP
Arropado por Arenas, Camps, Valcárcel y también Sirera, Rajoy ha pronunciado un discurso en Elche que marca un punto de inflexión en la crisis que atraviesa el PP. Con un tono bastante más contundente al que acostumbra –y superior al empleado minutos antes para criticar a Zapatero–, el líder del PP ha defendido su candidatura con velados ataques a Aguirre y a quienes la apoyan. En su intervención, Rajoy ha afirmado que en su partido caben todos, "incluso la socialdemocracia", término que evoca la penúltima polémica en el PP, y ha llegado a decir que "quien quiera irse al partido liberal, que se vaya". También ha aludido a los medios al decir que no se presenta por "ningún periódico ni radio".

10 comments:

anónimo said...

A Rajoy y a Aguirre le va a votar, en las próximas elecciones, Rita la Cantaora.....

anónimo Sánchez said...

Ya lo dijo algún listo del PSOE: el mejor resultado para nosotros sería una victoria ajustada. Y aún hay que esperar a ver los resultados del PP en Galicia, Europa y País Vasco.
Para mi Rajoy nunca ha tenido la más mínima credibilidad como líder y gestor. Ni en sus 4 ministerios dejó huella alguna ni en los debates se vió ningún argumento convincente más allá del agua para todos que según él habría bajo su mandato. Para la CValenciana, Aragón, para frenar la regresión del Delta del Ebro y para los corruptos murcianos...
En el PP tienen lo que se merecen después de los 4 años que nos han dado a los demócratas. Que se jodan y sufran al máximo!!

Zack said...

Visto lo visto... ¿Aseguraríais que Esperanza votó al PP en las pasadas elecciones?

Sonia said...

Respecto a tu comentario:
"demostrar que dos medios de comunicación no pueden hacer el programa de un partido bienvenido sea."

A otros partidos políticos les basta con un sólo medio de comunicación.

De todas formas, me alegro de que leas periódicos de diferentes ideologías políticas, suele ser algo difícil de encontrar.

Saludos!

jesfer said...

Pero mira que eres rojo

Anonymous said...

Este planteamiento que haces es muy interesante, pq si es correcto y gana Esperanza habrá triunfado la derecha ultraconservadora, catolica, retrógrada.... y si es correcto y gana Rajoy es pq se ha rendido a las fuerzas de jj, losantos... es decir, en cualquier caso, pierde el pp. Todo eso suponiendo que es correcto ^_^

Pablo said...

No, el planteamiento es que Rajoy ganará, pero una vez que haya ganado no podrá mantener su actitud, eso se verá en cosas como que Santamaría no estará de portavoz dentro de un año, y si no, al tiempo.

Sonia said...

Es posible que Rajoy gane el congreso de junio, pero yo no estoy tan segura de que llegue a las próximas elecciones generales. Y en el caso de que llegara, no creo que mejore los resultados del 9 de marzo.

txintxin said...

Pero hay cosas raras: los que están empujando a Agirre (El Mundo, Libertad Digital, la Cope,..), están empujando mucho pero que mucho, tanto que parece que si el vencedor es Rajoy, no va a tener más remedio que mandar que hagan limpia, o sino, esperar de nuevo a que le salten al cuello a la mínima.
Por otro lado, Agirre entró al juego, pero ahora no parece que tenga las cosas tan claras, recula (ayer en 59"), se ve sin los suficientes apoyos.
Yo no creo que los cálculos estén tan bien hechos, me parece que la pelea por el control del PP es esta vez de verdad.
A ver si resulta como dice Jarauta, que Rajoy "alienta temerariamente una fractura que dejaría al PP sin posibilidades de ganar al PSOE hasta que el hombre llegue a Alfa Centauro", y lo consigue.

Anonymous said...

interesante resultado http://www.elmundo.es/elmundo/2008/04/23/espana/1208946313.html

Aunque digan que no, parece claro que han hecho un pacto para hacer lo de las primarias dentro de 3 años(a los dos les conviene).