Monday, May 05, 2008

Felicidad y autoengaño

Hace una semana tuve una discusión filosófica con unos amigos indios y iraníes (persas como se suelen llamar así mismos :-) ) sobre la felicidad y su relación con el trabajo. Todos estábamos de acuerdo en una cosa, el trabajo juega un papel muy importante en la felicidad de todas las personas, en algunos casos por ser su principal obra vital (lo que quedará de ellos para la posteridad) y en otros simplemente por ser algo a lo que le dedican el 10% de su vida, el 30% de su vida adulta, o el 50% de tiempo que pasan despiertos en su vida adulta según quiera verse. La discusión era un tanto sutil, ellos defendían que lo que uno tiene que hacer es "aprender a que le guste su trabajo" para poder ser feliz, y yo defendía que uno tenía que "escoger un trabajo que le gustara" y si no tenía acceso a él directamente seguir esforzándose y continuar el camino para poder hacerlo.

Aquella discusión se cerró con ellos diciendo que se trataba de una diferencia de "mentalidad del primer mundo" donde hay muchas opciones frente a "mentalidad del tercer mundo" donde solo puedes sobrevivir con determinados trabajos. Sin embargo, si bien eso puede ser cierto, yo creo que depende mucho más de la persona, tengo la impresión de que mucha gente en el primer mundo estaría de acuerdo con lo que ellos planteaban o incluso sin saberlo seguirían ese camino.

Me gustaría explicar un poco más porque no estaba de acuerdo con ellos. La filosofía que planteaban de "aprender a que te guste su trabajo", me parece la forma más abundante de autoengaño que existe en la sociedad moderna. Las personas alcanzan la madurez, miran a su alrededor y deciden contentarse con lo que tienen. Abandonan sus ilusiones y se convencen a sí mismos de que aquello no eran más que sueños locos de juventud despectivamente hablando. Tratan de engañarse a sí mismos haciéndose creer que ese estado de contentarse con lo que tienen es la llamada felicidad y que lo demás no es más que marketing y chiquilladas.

Yo, en cambio, soy de la opinión de que las personas son felices cuando tienen sueños. Cuando no se contentan con lo que tienen y sueñan con algo mejor tanto en el trabajo como en su vida personal. Puede que lo alcancen o no, pero esa carrera hacia lo que buscan y esos sueños son los que les hacen felices. No estoy hablando de grandes hazañas, y descubrir nuevos mundos, ni siquiera hablo solo del trabajo, estoy hablando de tener objetivos vitales, de tener algo que perseguir, de no contentarse, de lograr cosas que sean importantes para uno mismo, aunque solo lo sean para uno mismo. Ese soñador que cada día da un paso más hacia sus objetivos creo que puede ser mucho más feliz que el que se contenta con lo que tiene y trata de que le guste.

Pero bueno, aun no llego a los 30 así que como se suele decir, la vida da muchas vueltas.

15 comments:

Nanauat said...

Hay mucho que se podria decir acerca de tu post, Pablo. Yo me limitare a recomendarte un poema de Neruda:

Al pie desde su niño

Un abrazo!

Pablo said...

Uno de tus sueños puede ser el aprender a ser feliz con tu trabajo. No hay que confundir alineación interior con el momento presente con ganas de querer más, más y más, que es el mal de occidente. Es seguir tu impulso interior sin esperar nada, sin esperanzas. Porque el que espera, desespera.

REHTSE said...

Te doy la razón, los sueños de las personas son los que hacen que el sistema avance, pero también es cierto que para perseguir tus sueños y no contentarte con lo que tienes se hace necesaria una estabilidad económica...

ruben said...

Estoy con vosotros: parafraseando de nuevo, diré que del post de Pablo y del poema del amado Neruda de Paco, están hechos los sueños.

un abrazo a los dos!

Michi said...

Y lo guapo que es tener sueños, luchar por ellos y conseguir hacerlos realizar...y si ni se hacen, al menos se ha intentando..

Michi
www.glimpseofnewyork.com

Anonymous said...

Hombre Pablo, te has dejao el grupo mas importante, aquellos que creen que el trabajo es simplemente una hijoputada!!!!!!!!!!!!!!!
Son mayoria seguro, jejejejje.

Como dice rubianes, el trabajo dignifica...si, al que invento el trabajo deberia colgarlo por los huevos como un ventilador tropical. Aqui el video para muestra:

http://www.youtube.com/watch?v=bCMXuQKisyE

Yo discutia el otro dia y me propusieron un sistema alternativo muy correcto. Siempre hay motivados que se dicen que les encanta lo que hacen (yo entre ellos) asi que deberian dedicarse todos los recursos a que estos trabajen, investiguen, etc, mientras el que quiera se puede pasar el rato haciendo lo que le parezca que debe hacer con su vida. No esta mal. El capitalismo a la mierda, pero esa es la idea.

Hala, Salud!!!!!

YO

Meg said...

Estoy de acuerdo contigo. Muchas veces me he dicho a mi misma que sería más feliz de simple secretaria, pero ¿sabes?, en el fondo estoy realizando mi sueño: soy abogada, con mi propio despacho y a pesar de los nervios y la excitación y los malos rollos con casos complicados, es ponerme la toga y empezar a hablar delante del juez y me crezco y soy yo misma al 100%. Era mi sueño desde hace tiempo y es estupendo lograrlo, porque no me he conformado con ser feliz en mi trabajo, sino que tengo un trabajo que me ha hecho feliz.

Anonymous said...

que es ser feliz? tener todo lo que se intenta conseguir? la de vidas que pasan por la tierra que cuando estan a punto de morir piensan vaya mierda de vida que he tenido. la de gente que pierde su vida por unos ideales o por el miedo a las criticas. nacemos por la ilusion de nuestros padres y vivimos para complementar a otras personas. no hay nadie que prefiera estar trabajando a estar jugando a boley en la playa.

kenneth said...

Totalmente de acuerdo contigo.

Aprender a que te guste tu trabajo es una gilipollez. Hay que marcarse objetivos, buscar la excelencia. Aunque alcazar el objetivo es simplemente llegar al final del camino y por tanto es durante ese camino donde se tiene que hacer lo posible para ser feliz.

También comprendo el punto de vista "tercermundista". Cuando tienes la "suerte" de tener algunas oportunidades (estudiar fuera, conseguir un buen trabajo, ganar más que el 99,99% de tus compatriotas, etc) es difícil mentalmente exigirte más y no estar contento con todo lo que ya has conseguido. Por otro lado, el presente es lo único que cuenta. En qué medida afecta el pasado a nuestra felicidad presente? Y futura? Creo que en nada. Nadie puede pensar: ahora soy feliz porque antes no lo era.

Mat said...

Puedo estar de acuerdo con tu post, es así en algunos casos.
En cambio, en otros la vida te despierta, y te das cuenta que no tienes más remedio que apechugar con lo que te ha tocado.

Anonymous said...

Una vez leí una frase que pienso es bastante acertada en su esencia: "Busca un trabajo que te guste, y no tendrás que trabajar ni un solo día". Otra cosa es que a veces sacrifiquemos eso por tener trabajos donde ganemos más, mayor reconocimiento,etc. aunque disfrutemos menos con ello. Recuerdo el caso de un concido era un buen comercial de una gran empresa de publicidad, a comisión, ganaba lo que no está en los escritos, pero con 38 años se cansó de viajar 5 días a la semana y dormir siempre en hoteles. Ahora es un agente forestal, casado con dos hijos que gana cinco veces menos, pero ya sabeís, no todo es el sueldo.
Ahí entra el concepto de calidad de vida que cada uno va teniendo a lo largo su vida, y las prioridades/necesidades.

Jose_ said...

Totalmente de acuerdo contigo. Está claro que a veces hay que saber darse cuenta de cuando hay que parar, pero lo principal para ser feliz es tener sueños y luchar por hacerlos realidad. La satisfacción que eso produce compensa todo el esfuerzo y todos los sacrificios que hiciste.
Un saludo, y un gran post :)

Eliza said...

Una de las cosas por las que vive el hombre es precisamente por el trabajo. Desde pequeños estudiamos con el fin de avanzar y avanzar hasta convertirnos en profesionistas y entonces empezar a trabajar en lo que nos gusta.
Algunos tienen esa oportunidad, pero otros no. Apoyo entonces la postura de que lo mejor es siempre tener el sueño de llegar a ser felices sea como sea. Por desgracia muchas veces las espectativas que tenemos sobre lo que queremos alcanzar se ven truncadas por la realidad, por el sistema. Lo mejor es no dejarse abatir por el pesimismo y satisfacer nuestras necesidades lo más posible.
Después de todo, la naturaleza del hombre es estar en una constante insatisfacción.

Mario said...

Dicen que la felicidad consiste en "buscar la felicidad" ;)

TaranTino said...

There is no way to happiness. Happiness is the way!!!