Thursday, May 08, 2008

Todo lo que esconde el velo

-Pero bueno, no pretenderás despachar con la capucha puesta, ¿no?

El dueño del establecimiento miraba alternativamente la cara de Mariam y el currículo intachable y adecuado (pero sin foto) que la aspirante le había enviado días antes.

-Pues sí. Quiero trabajar con el pañuelo.

El dueño de la óptica:

-Yo viví en Marruecos durante varios años. Y tuve que adaptarme a sus costumbres. Por eso no me parece mucho pedir que ahora que estoy aquí, pues vosotros os adaptéis a las de los españoles.

-Ya. Me parece muy bien. Pero es que yo soy española. Musulmana, pero española. Nací en Alcorcón
[....]
En España hay cerca de medio millón de mujeres musulmanas. Algunas llevan el pañuelo. Otras no. A algunas les obligan sus maridos o sus padres y jamás se han planteado el hecho de que es posible negarse a ponérselo. Otras, como Mariam, no. Un sector progresista y avanzado de la sociedad ve el pañuelo como un signo claro de sumisión de la mujer al hombre. Este mismo sector considera que, independientemente de que la mujer quiera o no llevarlo, el pañuelo arrastra una evidente simbología oscura que choca contra la libertad femenina o contra la libertad sin más. De ahí que en muchos colegios o institutos, a instancias del director del centro escolar en cuestión, se prohíba llevarlo.


Independientemente de cuál sea vuestra opinión sobre el velo me ha parecido recomendable el reportaje que sacaron este fin de semana en El Pais.

Más allá del tema del velo, donde posiblemente estaría en desacuerdo en algunos casos con esa chica, me gusta la conversación inicial porque muestra el efecto que comentaba hace tiempo con unos amigos de como el concepto de Español iba a cambiar como ya había cambiado el de americano en los EEUU.

10 comments:

Deja vu said...

Yo también he leído este reportaje, el dueño del establecimiento se quedó bastante "roto" cuando la chica dijo que era española, no supo que contestar.

REHTSE said...

Si el señor se quedó "roto" supongo que sería porque realmente era un problema de prejuicios, para mí la cosa es más simple ¿me dejarían trabajar con una gorra puesta? ¿y con un pañuelo pirata? pues a ellas tampoco...

Pablo said...

Desde mi punto de vista, haria como Francia y sacaria el panyuelo de cualquier centro publico (incluidas escuelas), y junto a el todos los crucifijos.

Por otro lado, de cara a ventas veo normal que se "discrimine" por imagen ya que lo cierto es que las ventas, y por tanto el rendimiento del trabajador depende de su imagen: panyuelos o belleza afectan a tu rendimiento como empleado, y por tanto no veo porque no se debe tener en cuenta.

Anonymous said...

Sobretodo porque cuando uno quiere vender, quiere hacerlo al mayor público posible. Y para eso, lo mejor es tener una imágen lo más aséptica posible, no identificable con ninguna tendencia o ideologia.

Yo también me dejaba de tantas pamplinas y empezaba a prohibir estas historias desde ya mismo, porque como no se solucionen pronto, luego va a ser peor.

Deja vu said...

Estoy bastante de acuerdo con la opinión de Pablo, pero no del todo.

Respecto a las escuelas, institutos, y universidades del estado, como el estado es laico quitaría todos los signos religiosos, pero otra cosa son los alumnos "que no son laicos" y tienen libertad religosa.

Me explico más claramente, es decir no dejaría que un crucifijo (u otro símbolo) presidiera una clase de un colegio público (como todavía ocurre a veces en España), pero luego dejaría a los alumnos la libertad para vestir como quieran, no me imagino "pasando revista a los alumnos" a la entrada diciendo que se quiten velos o crucifijos. Creo que son compatibles la laicidad de la escuela con la libertad individual de los alumnos para vestir como les de la gana.

Luego en la parte laboral si estoy totalmente de acuerdo, se puede discriminar por imagen, de hecho hace poco salió la noticia de que el tribunal supremo que dice que tu imagen pertenece a la empresa en horas de trabajo.

Sonia said...

En mi opinión, el no llevar el velo es como cualquier otro requisito que te piden cuando trabajas: no llevar zapatillas, vestir traje y corbata o cosas así.

A mi, desde luego, no me daría muy buena impresión que una chica con pañuelo me estuviera atendiendo, ya fuera española de nacimiento o no. Tal vez tenga un problema de prejuicios pero no puedo evitar asociar el velo con la sumisión de la mujer. Además, se supone que queremos conseguir la igualdad entre el hombre y la mujer y no creo que el uso del velo contribuya a ello.

Jill said...

En Francia están prohibidos los símbolos religiosos en las escuelas porque se decidió que esta debía ser totalmente laica. Una niña no ha de llevar el velo por ser musulmana y otra no ha de llevar la cruz por ser cristiana.

No creo que el velo sea un símbolo de represión a la mujer. He visto musulmanas con pañuelo y minifalda y, las que he conocido, me han dicho que es simplemente un símbolo tradicional de aceptación a la religión. Algo como la confirmación, pero tapándose el pelo.

Sin embargo, creo que sí que se puede pedir que en horario laboral no se lleve el pañuelo, ya que se considera de mala educación llevar sombreros, pañuelos y gorras en un lugar cerrado. Además, todo depende de la imagen que quiera dar el negocio.

Soy de los que piensan que la religión debe ser algo personal, no laboral ni educacional.

Jairo Galbis said...

De acuerdo con Deja Vu, lo que es y debe ser laico es la institución escolar, cada alumno puede llevar los signos religiosos o políticos que quiera, siempre y cuando sean legales.

Es misión de las administraciones y de los centros educativos que eso se cumpla. Otra historia es si esa vestimenta representa la sumisión de la mujer o no, para eso hay muchas opiniones: mujeres obligadas, otras que lo hacen voluntariamente...

Por suerte o por desgracia en los niñ@s, son los padres los que eligen, imponen o negocian con ellos el vestuario de sus hijos.

El hecho de llevar un velo no supone que la niña vaya a aprender menos, o vaya a ser educada peor. En mi centro (que hay gran población magreví) solo hay una niña que lleva velo. Esta niña, lleva varios velos, que en realidad son pañuelos, cada día al colegio y se los cambia por ejemplo si llueve y se le moja, o después de hacer educación física como si de una camiseta se tratase. Los profesores explican al resto de alumnos porque lo utiliza, y no hay ningún problema.

Sobre lo del uso de las gorras, sombreros y demás, se considera un acto de mala educación llevarlas en lugares cerrados o de noche, es puramente una costumbre, y normalmente se pide en los centros que dentro de la clase no se utilicen, pero el año pasado vi un caso en el que un niño que había sufrido leucemia llevaba gorra durante todo el día, los padres lo hablaron con el centro, y como el hecho de que no la llevase era peor para su autoestima que llevarla, no hubo ningún problema y la llevó durante todo el curso. ¿Alguien le diría que no?

Por cierto, ¿creéis que un profesor de religión debe/puede llevar crucifijos ostentosos y visíbles?

En las empresas es diferente, cada empresa debe valorar si el empleado que contrata se ajusta a sus necesidades y a la imagen que quiere dar. en este campo no conozco mucho, pero hay que ser tolerantes, y personalmente prefiero que una persona me atienda bien y sea eficiente en su trabajo que si lleva velo o es extranjero.

Por último, y por aclarar, me parece mal que se obligue a las niñas a llevar velo, igual que me parece mal que se les obligue a hacer la comunión o cosas por el estilo. Yo veo bien su uso si se es consciente y voluntario.

Pablo said...

Jairo,
Sobre lo del profesor de religión, evidentemente si la institución es laica sencillamente no puede haber profesor de religión en la escuela, ya que eso implica usar una institución pública para una religión en concreto.

En mi opinión, la educación religiosa debe ofrecerse en las iglesias y locales de cada una de las religiones (como se hace por ejemplo con las clases de catequesis) no en la escuela pública.

Jairo Galbis said...

Pablo,

Comparto al 100%