Friday, December 05, 2008

Micropost: Sigo vivo

Este es un micropost con algunas noticias sobre mi:

- Sigo vivo, aunque el aterrizaje en Colonia esta siendo mucho mas duro de lo que esperaba y la suerte no me acompanya demasiado.

- Tengo casa, pero aun no tengo muebles y mi ordenador grande sigue en la caja, asi que el blog seguira abandonado al menos otra semana.

- Me he vuelto un fan de Digsby, me parece el mejor invento desde el chocolate.

- He empezado a Twittear asiduamente, asi que si a alguien le apetece puede seguirme en http://twitter.com/pamoga.

Nos vemos la semana que viene.

7 comments:

pinar said...

En Alemania es complicado el caso de los alquileres. Nunca las casas vienen amuebladas. De ahí el triunfo de IKEA.

Se ha llegado a ver casas sin cocina. Pero sin nada nada de nada. Ni un mísero lavaplatos.

Lo más jodido de todo es que como no tengas tarjeta de banco alemán, en IKEAS, MEDIAS MARKTS, y cosas por el estilo no aceptan tarjeta de crédito.

Como para llevar mil euros, que igual te gastan en muebles, en metálico.

Suerte!!

MEG said...

Vaya faena la casa sin muebles. ¿Y si te vas, qué harás con los que te compres?

Ojalá nos cuentes pronto que ya te has instalado y que todo va mejor, ánimo chico.

Te twitteo.

Anonymous said...

Espero con impaciencia el prometido post sobre tu pequeño "bichito" y su salida al mercado... A ver cuándo nos cuentas algo! ;)

Saludos y animo con todo

Juan said...

Te sigo desde que empezastes el blog, y he ido viendo como has crecido, estoy terminando el grado en informatica (si el nuevo, el del plan de bolonia), y intentare utilizar las mismas becas que buscastes, y algunas más a ver donde caigo.

Animó y sigue asi.

Saludos.

Juan said...

Como puedo bajarme el programa de Digsby, me esta resultando interesante, saludos.

Clausius said...

Jeje, tiempo para acostumbrarse a las peculiaridades germanas y a las cosas de los lugareños.

Muchas casas están sin amueblar, incluso los muy bárbaros se llevan cocina y apenas te queda un mísero tubo (me sé de uno que tuvo que poner hasta el fregadero), pero otras están listas para ser habitadas.

Lo de las tarjetas de crédito es otra cosa que choca, hasta que descubres los sitios como el Real o el Rewe donde puedes comprar comida con tarjetas normales. De todas formas en cuando tengas la cuenta del banco la EC es automática, y esa la aceptan en todos lados.

Por lo demás, paciencia... y a abrigarse.

Anonymous said...

Pero decías que vuelves "a casa". Tu casa está en Valencia. ¿Por qué Alemania...?