Sunday, March 14, 2010

La producción eléctrica en España

La web de la Red Eléctrica Española ofrece una estupenda recopilación de datos sobre el consumo y la producción de energía eléctrica en España. He recopilado en esta gráfica los datos anuales de los últimos quince años porque me parece interesante ver cómo ha variado el panorama. El eje de ordenadas son MWh anuales, en positivo es la energía consumida en España (o bien pérdida en transporte) mientras que en negativo son las exportaciones.

La producción eléctrica en España
Click para ampliar


Lo primero que llama la atención, es el enorme crecimiento del consumo eléctrico durante estos años. En quince años el consumo eléctrico ha aumentado casi un 70% (incluso teniendo en cuenta el descenso en 2009). En ese mismo periodo la población solo ha aumentado un 15%, así que uno podría decir que consumimos mucha más energía por persona. Sin embargo, esta correlación es engañosa, ya que gran parte de la energía eléctrica consumida se utiliza en usos comerciales e industriales. Durante los últimos 15 años, el PIB de España ha aumentado un 168%, de manera que en realidad en términos de energía consumida para producir riqueza somos ahora mucho más eficientes de los que éramos entonces. Esta relación además responde bien a la reducción del consumo en 2009 debido a la menor actividad económica.

Lo segundo que a mí me llamo la atención fue comprobar que, en contra de la creencia popular, hace ya 6 años que España es independiente energéticamente de Francia. Es más, en los últimos 6 años nuestras exportaciones de energía han aumentado llegando a ser el doble del máximo que solíamos importar.

El pasar de ser dependientes energéticamente, a independientes (y exportadores) se debe al aumento de dos tipos de energía: por un lado las renovables, pero sobretodo, las centrales de ciclo combinado. El incremento de estos dos tipos de energía ha sido capaz de garantizar el crecimiento, aumentar las exportaciones, y permitir el cierre de centrales de carbón, mucho más contaminantes. En este sentido, España ya produce el 30% de su energía eléctrica de las renovables, convirtiéndose así en la principal fuente de energía. Un hito ciertamente inimaginable hace unos años. Resulta curioso sin embargo mirar otra estadística, y es la suma de las energías hidráulica, nuclear y las renovables, es decir, todas aquellas que no emiten CO2. Resulta que el porcentaje de la producción que les corresponde a estas tres, apenas ha cambiado en los últimos 15 años. Siempre ha estado entre el 50% y el 65%, y actualmente esta en el 58%. Obviamente, las centrales de ciclo combinado son mucho más eficientes en términos de CO2 que las de carbón, pero no deja de resultar curioso que a pesar del crecimiento de las renovables, la producción eléctrica cero emisiones no haya variado su peso en el mix eléctrico.

Dada la condición de país exportador, y el ímpetu actual de las renovables y las centrales de ciclo combinado en España, parece que el siguiente paso sería la desaparición completa de las centrales de carbón, sin embargo, el gobierno ya ha anunciado el apoyo a las centrales de carbón que quedan como forma de subvención de los mineros del norte de España, por tanto parece que el carbón permanecerá en el mix eléctrico español bastante tiempo. Dado que este gobierno ha sido con el que más se ha reducido la producción eléctrica con carbón, sería injusto señalarle con el dedo como culpable, pero no deja de ser una oportunidad perdida para hacer desaparecer una tecnología anacrónica, ineficiente y amortizada.

7 comments:

Manu, the java real machine said...

Te olvidas de factores importantes.

Para las de ciclo combinado (fuel+gas) dependemos del exterior en gran medida, y los precios de los combustibles fósiles llevan varios años bastante altos.

Las renovables están subvencionadas y encarecen (y mucho) la energía que consumimos, además de no ser predecibles (sobre todo la eólica).

Y en realidad sí que importamos de Francia (pregunta a la gente de Gerona que están sin luz tras la nevada por problemas con la conexión francesa), pero también exportamos a Portugal y bastante, por lo que el balance es positivo (exportamos a Portugal más de lo que importamos a Francia).

Así que es lógico que se piense en mantener las centrales de carbón, por la sencilla razón de que en ese combustible sí que somos independientes del exterior (tenemos mucho carbón), y en caso de problemas de provisionamiento de gas o fuel, no se paralizaría el país.

La verdad, tal y como están las cosas no me gustaría pasarme meses a oscuras porque alguien en Rusia o Argel decida cerrarnos el grifo.

Y sí, sería deseable que toda la producción energética fuese más limpia, con las renovables, y sin carbón. Pero los riesgos de dependencia externa son muy altas, y las renovables aún son muy caras (así tenemos el recibo de la luz, pagando hoy el doble que hace unos años).

Vidal said...

Hoy aparece un artículo sobre el tema en Público.es, comentan que el mal tiempo de este invierno ha provocado que se dispare la producción hidráulica y eólica, haciendo que el coste de la producción eléctrica baje.
Esto beneficia a los comercializadores y perjudica a los productores de ciclos combinados que tiene las centrales paradas por sobreproducción de renovables.
Creo que la decisión del gobierno de mantener las Térmicas de carbón -centrales muy amortizadas- intenta compensar a las eléctricas por la inversión en ciclos combinados que en años como este de muy mal tiempo no salen nada rentables al permanecer parados.
Lo que me parece increíble es que el gobierno mantenga el "déficit tarifario". A parte de distorsionar las cosas la única manera eficaz de fomentar el ahorro de energía es que esta suba de verdad de precio y se ajuste a su precio real.

Andres said...

Buena gráfica. Explica muchas cosas.

Una matización sobre las centrales de gas: Están hechas para funcionar unas pocas horas al día pues el kW instalado no sobrepasa los 400 euros y su coste de producción se debe al gas en un 80%; así es que el precio del kWh producido no cambia demasiado porque funcionen mucho o poco tiempo. Son ideales para complementar la nuclear y la eólica pues además modulan su potencia rápidamente. Y por último, no somos muy vulnerables a que añguien corte el gas: Importamos gran cantidad por barco y no desde Argelia. Y tendremos 2 gaseoductos con ese país, uno a través de Marruecos y el otro directo. Nuestra situación es pues un poco distinta de la europea con Rusia.

Respecto al sistema eléctrico con Gerona creo que por esa zona es por donde se va a construir la nueva línea de interconexión HVDC con Francia así es que mientras no esté hecha la red no tiene redundancia y es vulnerable.

Repito las gracias por la gráfica y la discusión

Miguel said...

Hey me alegra que hayas vuelto, espero que vuelvas a escribir mas a menudo, twitter ha hecho mucho daño a los blogs jejej. Por cierto deberias buscar gafotas en google imagenes, alguien te la ha jugado jejej

Pablo said...

Juas que bueno!!!
Mola que se acuerden de uno incluso para esas chorradas

Anonymous said...

Hola, yo creo que el acento debería ponerse en la necesidad de ahorro por parte de la industria, para poder compensar las necesidades de energía (x2) que derivarán del aumento del uso del coche eléctrico. Se estima que en 2025 un 20% de vehículos serán eléctrico y esto multiplicará por 2 el consumo. Hay que trabajar en la reducción en el consumo de quien mas consume, y aumentar la capacidad de nuestras infraestructuras eléctricas para que puedan soportar esos picos de consumo.
Saludos

Foro mascotas said...

Excelente post. Necesitaba hacer un informe y tu articulo me fue de mucha ayuda. Muchas gracias.